Cargando sitio web

Radio Parque





Ramón González Daher estaba en su oficina en el centro de Asunción

Ramón González Daher salió de su oficina del centro de Asunción con su hijo y finalmente acudieron al Ministerio Público, tras ser presionados por la Policía, que rodeó el edificio. Ambos tienen una orden de captura pendiente desde el miércoles y los agentes policiales los escoltaron hasta la sede de la Fiscalía Anticorrupción. Se abstuvieron de declarar y deben afrontar audiencia para resolver pedido de prisión.

La Policía fue hasta la oficina de Ramón González Daher, en el piso 17 del edificio San Rafael, en Yegros y 25 de Mayo, centro de Asunción, para buscarlos a él y a su hijo Fernando González Karjallo. Desde el miércoles hay una orden de captura pendiente contra ambos, pero se habían comprometido a presentarse voluntariamente ante la Fiscalía esta mañana.

Como las horas pasaban y no acudían al Ministerio Público, agentes policiales rodearon todas las salidas del edificio San Rafael, ya que manejaban la información de que se estaban ocultando allí. El jefe de la Comisaría 3ª Metropolitana, Carlos López, subió hasta la oficina de Ramón González Daher con un grupo de policías, tocó el timbre en varias ocasiones, se mostró ante la cámara de seguridad frente a la puerta, pero nadie acudió a abrir, según contó el agente policial.

Cuando la Policía se retiró del piso 17, Ramón y Fernando González, imputados por usura y lavado de dinero, salieron de la oficina acompañados por su abogado Jorge Bogarín. Al ir al ascensor, el presunto usurero confirmó que se presentaría en la Fiscalía. Su defensor indicó que también brindará declaración indagatoria, pero finalmente ambos se abstuvieron.

La detención la ordena el fiscal Osmar Legal, quien también pide la prisión preventiva de Ramón González Daher y Fernando González Karjallo, en tanto que el juez penal de garantías de la causa, Humberto Otazú, había convocado a los dos procesados para el viernes 22 de noviembre a la audiencia en que se tiene que definir si van a la cárcel o no.

No obstante, como quedaron a disposición de la Fiscalía, la audiencia se adelanta y van a comparecer ya esta tarde. Solicitarán arresto domiciliario y se ofrece una fianza real en bienes inmuebles, indicó la abogada Bettina Legal, también defensora de los González.

Ramón Mario González Daher fue imputado por el hecho punible de lavado de dinero y usura, mientras que su hijo por lavado de dinero. El caso se inició a partir de la denuncia de víctimas de usura.

De acuerdo a las investigaciones, los préstamos que hacían tenían un interés de hasta el 100%. Los informes de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) muestran una incongruencia entre el dinero que metían al sistema financiero y sus ingresos oficiales por los que pagaban impuestos. Esa diferencia serían las ganancias de la usura.



Te invitamos a ver más noticias


MAS NOTICIAS


La Nueva Radio Parque