Cargando sitio web

Radio Parque





Intendente de O’Leary se pone a disposición de la Fiscalía.

En respuesta a una grave denuncia sobre presunto abuso a su hija menor de edad, Francisco Amarilla (PLRA), intendente del distrito de Juan Emilio O’Leary, se puso a disposición de la justicia para ser investigado, en el marco de la grave acusación, planteada por su expareja. Para el jefe comunal, no caben dudas que se trata de una cuestión política y de revanchismo personal, motivo por el cual pide a la Fiscalía una investigación objetiva, a fin de llegar a la verdad. Aseguró que sería incapaz de hacerle daño a su hija y sostuvo que la niña, al igual que la madre, están siendo inducidas por la nueva pareja de la mujer a actuar de esta manera.

El intendente de O’Leary, el liberal Francisco Amarilla, reconoció estar pasando por un momento muy difícil, no obstante, luego de conversarlo con los demás miembros de su familia decidió ponerse a disposición del Ministerio Público para que el caso sea investigado. “Estoy dispuesto a que me investiguen y que verdaderamente se pueda dilucidar por completo el hecho”, expresó.

El mismo no tiene dudas de que el trasfondo de las acusaciones es personal y por esta razón durante varios años lo mantuvo en reserva, sin embargo con esto es inevitable que la situación se haga pública. Señaló que hace poco más de dos años se separó de la madre de su hija, en buenos términos. Con su pequeña hija de 7 años siempre mantuvo una excelente relación, compartiendo con ella los fines de semana o, incluso, días especiales y hasta normales.

“Pero de un tiempo a esta parte, me fui percatando de un cambio de actitud en mi hija. Pero como tengo la conciencia tranquila nunca me preocupé, hasta que finalmente sale esta descabellada denuncia que manoseé a mi hija, situación que jamás pasaría por mi mente. La ciudadanía de O’Leary me conoce, sabe cómo soy y que jamás sería capaz de una atrocidad como esa que me quieren endilgar”, indicó.

Amarilla mencionó que su expareja volvió a formar familia con una persona que es su adversario político, Eder Miguel Aquino Sosa, sindicado de ser un hombre violento y que incluso llegó a golpear a sus padres. Prácticamente, nadie habla de su buen comportamiento en O’Leary. El intendente deduce que todo fue “maquinado” posterior a que él haya decidido volver a candidatarse como intendente de su comunidad.

“Jamás creí que podrían crear una denuncia de tamaña magnitud, incluso algunos concejales me advirtieron de la cuestión política, pero no pensé que eso podría influenciar; es más, utilizando a una menor”, enfatizó. Lamentó lo ocurrido ratificando su punto de vista de estar a disposición de la Justicia y exigiendo una investigación responsable al respecto.



Te invitamos a ver más noticias


MAS NOTICIAS


La Nueva Radio Parque