Cargando sitio web

Radio Parque





Reunión entre empresarios de las Zonas Francas y representantes de la Gobernación.

Unas 40 industrias instaladas en las zonas francas del país corren riesgo de cerrar sus puertas, debido a las trabas que pone la Receita Federal, que impiden la exportación de la producción al Brasil. En ese sentido, directivos y empresarios afectados acudieron ayer a la Gobernación del Alto Paraná para solicitar apoyo del Gobierno nacional, pues la situación que enfrentan las empresas es realmente preocupante y están en riesgo 3.500 puestos de trabajo en el Este del país.

Representantes de las dos zonas francas del país, ambas instaladas en Ciudad del Este, se reunieron con miembros de la secretaría de Industria y Comercio del gobierno departamental para solicitar audiencia por su intermedio, con el Gobierno central, específicamente, con el presidente de la República, Mario Abdo Benítez.

Al respecto, Pedro Osvaldo Céspedes, presidente de la Zona Franca Global, explicó que el pedido de audiencia con el mandatario es para solicitar un acuerdo puente y político con el vecino país, al igual que se procedió con el acuerdo automotor, pues actualmente se está comprometiendo miles de fuentes de trabajo de compatriotas. “Confiamos en nuestras autoridades para superar este desafío”, manifestó Céspedes.

Por su parte, Oscar Samudio, de la Zona Franca Internacional Trans Trade SA, expuso su preocupación con esta problemática, pues las empresas ya hablan de abandonar el país. “Venimos a pedir ayuda a la Gobernación para solucionar este inconveniente y garantizar que las industrias sigan operando y generando empleo a los paraguayos”, remarcó.

EXPORTACIÓN PARADA

Paloma Barbosa, gerente administrativa y financiera de la firma INOVA Tecnomécanica SA (Inovatec), especializada en la producción de artefactos de alambres orientados a las industrias electrodomésticas, automotrices y otros, comentó que hace cinco años operan en la zona franca y jamás tuvieron inconveniente similar.

Este año, con relación al 2018, tuvieron un crecimiento de casi 77% y estaban en proceso de planificación de mayor desarrollo. Sin embargo, a raíz de esta dificultad se vieron obligados, incluso, a realizar algunas desvinculaciones para cubrir los costos adicionales de más de 300 toneladas de materiales varadas en la Aduana brasilera.

En tanto, Iván Airaldi, secretario de Industria y Comercio de la Gobernación, quien recibió a la comitiva en la institución departamental, señaló que se debe establecer una solución “contrareloj” para evitar la pérdida de inversiones y empleos.

Adelantó que ya se puso en contacto con referentes del Gobierno para conformar un grupo de trabajo y se avance con un plan de negociación que logre estabilizar las trabas en las exportaciones.

El funcionario refirió que con la merma comercial en el microcentro de Ciudad del Este, por el dólar alto y la amenaza que representa la instalación del Duty Free en Foz de Yguazú, la pérdida de 40 industrias y 3.500 empleos sería fatal para el país.

“Vamos a recurrir a todas las instancias para no permitir que esto suceda. Haremos todo lo que esté a nuestro alcance para salvar la situación”, puntualizó.



Te invitamos a ver más noticias


MAS NOTICIAS


La Nueva Radio Parque