Cargando sitio web

Radio Parque





Plantea amputar órgano para castigar a abusadores sexuales.

Mientras se daba a conocer la segunda muerte trágica de una niña, el diputado Carlos Rejala volvió a plantear la posibilidad de que el castigo para quienes abusen sexualmente sea la castración química.
Tres años antes, su colega Édgar Ortiz (PLRA) lo había hecho, pero su idea no llegó a concretarse.
Ortiz explicó que en 2017 realizó una audiencia pública donde se debatió lo que él considera una salida para frenar los abusos sexuales de niños, niñas y adolescentes, pero también hablaba de la posibilidad de aplicar este correctivo a quienes violenten a personas indefensas. Incluso planeaba la creación del Departamento de Castración a cargo del Ministerio de Salud Pública.

“No tuve el acompañamiento de mis colegas y ahora parece que entienden que teníamos razón”, expresó.
El pensamiento del parlamentario de castigar físicamente al autor sigue intacto, pero esta vez va más allá de dejar impotente al agresor, mediante la castración quirúrgica, es decir, amputar el órgano sexual.
“Estoy 100% de acuerdo. Hay que cortarle, amputarle (el miembro). Nadie quiere ser castrado. Puede que no paren los abusos, pero de que van a disminuir, van a disminuir”, expresó.
El legislador advirtió que hay un paso antes que se tiene que cumplir para poder aplicar estas condenas: una nueva Constitución Nacional, ya que la actual no contempla la posibilidad de realizar este proceso.
“Estaba ilusionado en una (Convención Nacional) Constituyente y de que podamos corregir esto. Presentar directamente castración quirúrgica, creo es lo que la sociedad quiere y, por qué no hacer lo que la sociedad quiere, pero no veo factible. Al parecer el gobierno de Marito (Abdo) no tiene ánimos de cambiar la Constitución”, indicó.
El documento presentado estipulaba cambios en el Código Penal. En caso de que el victimario sea condenado por abuso sexual, se le aplicaría una inyección cada tres meses, para disminuir las erecciones.
La desventaja que vieron algunos parlamentarios fue que el costo sería muy elevado.
“Si se le aplicaba una vez, iba a quedar impotente un tiempo nomás. Después podía o quedarse estéril o volver a ser ‘normal’”, recordó el diputado.



Te invitamos a ver más noticias


MAS NOTICIAS


La Nueva Radio Parque