Cargando sitio web

Radio Parque





Recortan compras de armas y chalecos para la Policía

Interior abrió ayer, en horas de la tarde, las audiencias programadas por la Comisión Bicameral de Presupuesto para estudiar el proyecto de Presupuesto General de la Nación para el ejercicio 2020.

El ministro Juan Ernesto Villamayor, acompañado por el comandante de la Policía Nacional, Francisco Resquín, dieron ayer detalles del plan de gasto que habían solicitado al Ministerio de Hacienda y el que finalmente fue remitido a la consideración del Legislativo.

La Policía tiene un presupuesto vigente de más de G. 2,6 billones (US$ 431,5 millones) y para el próximo año se le asignó poco más de G. 2,7 billones (US$ 435,7 millones), cifra que representa un leve incremento de 0,9%. Sin embargo, contiene una fuerte disminución en lo que respecta a los fondos para la compra de equipamientos, vehículos, chalecos y armamentos, necesarios para enfrentar a la delincuencia, así como también un limitado monto para combustibles.

Hacienda previó en inversiones G. 4.467 millones (US$ 720.597) a ser financiadas con recursos provenientes del Fonacide, pero con estos fondos solo deben cubrirse construcciones y no se puede comprar armamentos ni chalecos antibalas, ni municiones que precisa la policía. En ese sentido, expresaron que pidieron un adicional de US$ 150 millones y Hacienda le concedió US$ 31 millones para inversiones.

La crítica de los parlamentarios no se hizo esperar, porque consideran que no es posible que el Gobierno no priorice la seguridad en un momento en que es el principal reclamo de la ciudadanía, ya que la delincuencia sobrepasa la capacidad de la fuerzas públicas.

La diputada Celeste Amarilla le dijo a Villamayor que si ella fuera la ministra, hace rato renunciaba por el presupuesto que se le asigna en un momento en que la seguridad es prioritaria.

El ministro Villamayor no quiso pedir directamente la reposición de esos fondos y ensayó más bien un discurso según el cual están obligados a explicar estos datos para que no digan después que no lo señalaron, pero que dejaba en manos de los parlamentarios encontrar la manera de reequilibrar el gasto sin romper con el tope ni el déficit fiscal.

Luego expuso ante la bicameral el ministro de Defensa, Bernardino Soto Estigarribia, quien explicó que se prevé para 2020 más de G. 1,8 billones (US$ 303,3 millones), que implica un aumento del 6,3%, que obedece al crecimiento vegetativo y al impacto del aumento del sueldo mínimo en la escala salarial de los militares. Se le consultó acerca de las inversiones previstas, pero señaló que tenían todo preparado y solo esperan conseguir financiamiento, vía deuda externa, pero no quiso dar monto alguno.



Te invitamos a ver más noticias


MAS NOTICIAS


La Nueva Radio Parque