Cargando sitio web

Radio Parque





Empresario está demandado por Lamborghini.

Días atrás el Gobierno anunciaba que Lamborghini tenía interés de instalarse en Paraguay. Sin embargo, todo apunta a que se trató de un papelón, ya que el mexicano Jorge Fernández -que inclusive se reunió con el presidente Mario Abdo- soporta una demanda en Italia y EE.UU. por presentarse como representante de la marca. El empresario dice ser “fundador” de Lamborghini Latinoamérica y asegura que cuenta con patentes para rediseñar y fabricar el modelo Diablo de Lamborghini.





En el Gobierno no tenía conocimiento de los antecedentes de la empresa, que desde el 2006 intenta ensamblar coches Lamborghini en Sudamérica y hasta el momento no lo logró. Además, mantiene un conflicto judicial con la marca Volkswagen por la explotación de las patentes de Lamborghini.





Pero la empresa italiana Automobili Lamborghini Holding S.p.A., que desde 1998 es parte del Grupo Volkswagen de Alemania, aclara que “no tiene conocimiento de ningún tipo de relación comercial con entidades establecidas en América Latina ni con el Sr. Jorge Fernández y no tiene intención de producir automóviles en Paraguay”.





Fue la respuesta que recibió por correo el analista económico paraguayo Stan Canova, desde el servicio de atención al cliente de la empresa italiana y que posteriormente se dio a conocer a los medios de prensa. El e-mail también indica que Lamborghini demandó a Joan Fercí en Italia y Estados Unidos.





No se detalló el motivo de la disputa judicial, pero Fernández García explicó, en un comunicado emitido después del encuentro con el Presidente, que el conflicto es por los derechos de explotación de la marca Lamborghini. Indica que mantiene una demanda en un juzgado de Buenos Aires, Argentina, que inició en 2015, en tanto que otra en Virginia, EE.UU, que se tramita desde el 2018.





En el medio alternativo Autoblog se explica que Jorge Fernández obtuvo en 1994 los derechos para explotar un modelo de la marca Lamborghini y la licencia es por 99 años. Obtuvo la patente cuando la empresa italiana aún era de propiedad de Chrysler. Ahora mantiene un enfrentamiento con los actuales propietarios: el Grupo Volkswagen.





Es que el contrato de patente era solo para montar el modelo Diablo en México, pero el empresario mexicano argumenta que un inciso del acuerdo lo autoriza a hacer sus propios restylings (rediseños) tanto dentro del territorio mexicano como en el resto de América Latina. Joan Fercí cuenta que llegó a ensamblar varios Lamborghini Diablo en México.





Estuvo radicado en Argentina y en 2006 anunció la intención de montar coches Lamborghini en el vecino país, pero nunca se concretó. Uno de los proyectos era ensamblar un Polo Productivo Lamborghini artesanalmente.





En una entrevista justamente en Autoblog, dijo que había invitado a fabricantes de autos artesanales y miembros de la Asociación de Constructores Independientes de Automóviles de la República Argentina (Aciara) a formar parte del plan, aprovechando la Ley de Autos Artesanales sancionada en el vecino país que buscaba impulsar este rubro. También dijo que esperaba, al igual que los miembros de Aciara, que el Gobierno reglamente dicha ley lo antes posible.





Inmediatamente la Asociación de Constructores Independientes de Automóviles emitió un comunicado para aclarar que el gremio no tiene ningún vínculo con Joan Fercí y que no trabajaban en ningún proyecto de Lamborghini artesanal.



Te invitamos a ver más noticias


MAS NOTICIAS


La Nueva Radio Parque